3ª ETAPA A PIE-CONVENTO DEL CORPUS CHRISTI (LLUTXENT) - SANTA MARIA DE LA VALLDIGNA (SIMAT)

Nuestro intinerario continúa ahora por la pista forestal, hasta encontrarnos con unas antenas de television que dejaremos a nuestra derecha.

Pasado las antenas la pista desciende hacia la Valldigna,

                    FERNANDO            GRACIA            JULIA                     VICENT

Llegamos a la Fuente de la Benita y enfrente el nevero, continuamos las indicaciones de los paneles informativos desviandonos a la izquierda hasta llegar a la población de Barx.

Siguiendo nuestra ruta nos encontramos a la derecha, antes de encontrar la población de Barx, la antigua nevera.

                                  TONI                 JUAN                      EMILIO

                    La amistad y la buena compañia se hace notar en el Grupo

Pararemos en Barx para sellar las credenciales y para comer algo antes de reemprender la Ruta hacia Simat de la Valldigna.

Abandonamos Barx por La Avenguda de la Donzella y después comtinuaremos por el Camí de la Falaguera.

Antes de llegar a la Cv-675, a la izquierda tomaremos el antiguo camino de Barx a Simat de la Valldigna.

Estamos en la Visteta, excelente Mirador sobre la Valldigna.

Descendemos por el antiguo camino de carretas, una vía en zig-zag, construida con muros de manpostería en seco, que salva cómodamente el gran desnivel existente entre Barx y la Valldigna, mientras disfrustamos de agradables vistas panoramicas del Monestir de la Valldigana y de las poblaciones cercanas.

La segunda mitad del tramo transcurre siguiendo el cauce del Barranc de Barx.

Que tras unirse a caminos rurales y a cañada del Camí Vell de Pinet lleva a Simat de la Valldigna. Siguiendo la carretera nos adentramos a la población de Simat de la Valldigna.

Simat es uno de los cuatro pueblos que forman la subcomarca de la Valldigna. Su nombre significa según Toledo Girau, "lugar elevado".

El Real Monasterio de Santa María de la Valldigna fue fundado por el Rey Jaume II el Just en 1298. Se comenzo a construir en el siglo XIV, formando el claustro, el eje principal de la edificación, y siguiendo los cánones del gótico cirterciense.

 

 Posteriormente hubieron renovaciones debido a los terremotos de 1396 y de 1644, construyéndose nuevas dependencias de estolo barroco propios de los siglos XVII y XVIII. En el año 1835, con la desamortización, el monasterio fue abandonado por los monjes y vendido a particulares, convirtiendose en una explotación agropecuaria que dio paso al derribo de la mayoría de edificaciones y a la venta de los sillares de los arcos y de las losas como material de construcción.

El ejemplo más conocido es la venta de los arcos góticos del claustro alto del Palau de l'Albat como elemento decorativo de la mansión del Canto del Pico, en Torrelodones (Madrid). El año 2007 fue devuelto al monasterio y reubicado en su lugar original. Después del largo período de abandono, las reivindicaciones de la sociedad valldignenca lograron que en 1991, la Generalitat valenciana adquiriera el monasterio y comenzase las obras arquitectonicas y arqueologicas para su recuperación.

En la actualidad, el articulo 57 del estatuto de Autonomía dice:"El real Monasterio de Santa María de la Valldigna es templo espiritual, histórico y cultural del antiguo reino de Valencia, y, es igualmente, simbolo de la grandeza del Pueblo Valenciano reconocido como Nacionalidad Histórica"