1ª ETAPA GANDIA - SAN JERONI DE COTALBA


En la plaza del Monestir de san Jeroni de Cotalba Toni Exposito y Maria Jesús de Trénor, hija de la Baronesa de Alacuas y una de las actuales propietarias del Monestir.

                         LA TORRE DEL HOMENAJE O DE LAS CAMPANAS

El Monestir de Sant Jeroni de Cotalba tiene su origen en la "cuevas santas" que habitaron unos eremtas del cabo San Antonio (entre Xábia y Dénia y que en 1374 constituyeron un Monasterio. Cautivos los monjes por los piratas berberiscos, fueron rescatados por Alfonso el Viejo, Duque de Gandia, que ante el temor de nuevas incursiones los llevó a Cotalba donde fundó el Monasterio en 1388. La construcción se alzó en una aldea de Cotalba, donde existía un poblado morisco.

                                La lapida está escrita con letras góticas y cuyo texto dice:                               

 “Lo Molt Alt Senyor Don Alfonso, fill del Infant En Pere, Duch de Gandia, Marques de Villena, Comte de Ribagorça e Denia funda aquest monastir a honor de Deu e Sant Geroni l’any MCCCLXXXVIII”.

La visita guiada acargo de Mario fué de lo mas amena explicando desde los comienzos de la realización del mismo, hasta nuestros dias.

  La realización de las obras del Monestirs se alargó através de los siglos XIV, XV y XVI, razón por la mezcla de varios estilos:gótico, renancentista y mudéjar.Durante los siglos XVII y XVIII se realizaron las últimas transformaciones que le dan su configuración actual.

Mario el guía del Monestir nos abre las puertas de la Iglesia , al entrar podemos contemplar una sala de planta cuadrangular, de una sola nave y la capilla en contrafuertes, caracteristica principal del gótico valenciano.

En la cabecera destaca un amplio presbiterio rectangular en el que abren dos accesos, uno a cada lado, que dan paso a dos pequeñas salas que flanquean el Trasagrario. Éste presenta planta cuadrangular y está cubierto por una cúpula con linterna, con decoración barroca de motivos vegetales. El solado es de azulejo valenciano del siglo XVI.

A los pies de la iglesia se sitúa el Coro, en la parte baja encontramos dos tramos, uno de los cuales está delimitado por dos arcos rebajados. Entre estos se desarrolla una bóveda de aristas flanqueada por otros dos arcos también rebajados, que enmarcan los accesos a la Iglesia, los cuales apean en capiteles con el escudo del primer Duque de Gandia Alfonso I de Aragón, decorados con motivos figurativos, vegetales y pastoriles.

 El coro alto de planta rectangular, está cubierto por una bóveda estrellada con lunetos que estaban decorados con pinturas y veneras en las esquinas. También aparecían decorados los tondos que se distribuyen por la bóveda

 

En la cabecera destaca un amplio presbiterio rectangular en el que abren dos accesos, uno a cada lado, que dan paso a dos pequeñas salas que flanquean el Trasagrario. Éste presenta planta cuadrangular y está cubierto por una cúpula con linterna, con decoración barroca de motivos vegetales. El solado es de azulejo valenciano del siglo XVI.

            Miembros del Grup Senderista Baladre, Mari Tere, Gracia y Teresa

Una vez dentro en el claustro Mario el guía, nos explica ya en el patio llamado de los naranjos, el sistema de abastecimiento del agua.

 

El patio de los naranjos, en el que se halla una Cisterna con 24 pequeñas fuentecitas, mandada construir por María Enríquez de Luna en el siglo XVI, que almacenaba el agua, y un pozo que data del origen del monasterio.

La decoración vegetal de este patio, consta de Naranjos, una Palmera Datilera de 19 metros de altura y dos de menor dimensión, todo ello enmarcado por setos.

En el claustro bajo, encontramos la particularidad de que tanto los nervios de las bóvedas como los arcos apuntados están realizados con ladrillo y mortero de cal, a la manera mudéjar, combinándose el color propio del ladrillo con el blanco creando un juego de bicromía que da un carácter singular.

Los arranques de los arcos y las claves están realizados en piedra. Se trata de un espacio abierto con nervaduras.

En el ala Este, en la parte baja encontramos la Sala Capitular, de factura gótica es la actual Capilla de la Virgen de la Salud, se trata de un elemento imprescindible en la vida monástica, ya que en el se reunían los monjes para leer el capítulo.

Mención especial merece el sepulcro gótico de los Infantes Don Juan y Doña Blanca de Aragón, hijos de Don Alfons El Vell. Construido por el maestro de Xàtiva Pere Andreu en 1380, antes de que se iniciara la construcción del monasterio.

Este sepulcro, adosado en lo alto del muro Norte de esta sala, es un magnífico ejemplo de sarcófago medieval que todavía hoy conserva restos de policromía.





Escribir comentario

Comentarios: 0