BARRANCO VALFIGUERA-PINTURAS RUPESTRES

Alto del Frailecico-Cueva Gollizno-Charco Azul

Chulilla 21-12-2013

Avandonamos la pista y cojeremos a la izquierda el Barranco de Valfiguera, el cual sorteando las enormes piedras en la bajada, llegaremos al fondo donde encontraremos a la derecha en su parte superior, las pinturas rupestres, muy bien consevadas, se acceden desde el barranco por unas escaleras de madera y otras de piedra, hasta llegar al enrejado que protejen a las pinturas, al terminar retrodeceremos por nuestros pasos, hasta retornar a la senda que traiamos.


El Castillo a la izquierda y a la derecha Chulilla

CHULILLA

Continuamos por el Barranco de Valfiguera y desde la zona donde se encuentran las pinturas rupestres, continuamos bajando, encontraremos un desvio a la derecha que va a Sort de Chera, nosotros continuaremos por la izquierda hasta encontrar un poste indicador a la izquierda donde nos indica la subida al Cim del Frailecico, una senda que se va elevando progresivamente hasta llegar a unas zonas de trepe y destrepa a la vuelta, ya que regresaremos por el mismo sitio, al llegar a la cima podemos conteplar unas vistas impresionantes que al mismo tiempo te hacen olvidar la complicada subida.



A la izquierda el cañon del Turia y a la derecha se puede ver desde la altura la población de Chulilla con su Castillo enclavado en la cima sobre la roca.

ALTO DEL FRAILECICO

PEPE-RAMON

ANA-RAMON



Desvio señalizado hacia la Cueva de Gollizno y La Cueva del Tesoro

Siguiendo el sendero que transcurre por el Barranco de Valfiguera, llegaremos a la pista, que bifurca a la derecha hacia el puente sobre el rio Turia y a la izquierda, nos conduce a la Cueva de Gollizno y la Cueva del Tesoro. La Cueva de Gollizno es un abrigo natural enclavado en la roca, donde nos detendremos para comer y recuperar fuerzas antes de continuar nuestra ruta.


Cueva del Tesoro

Continuando por el cauce del Turia y trás pasar numerosamente la pasarelas que cruzan el rio, llegamos al Charco Azul, el cual al parecer toma su nombre del término de origen árabe azud, que indica de una pequeña presa en la zona, utilizada para regar la huerta adyacente al pueblo. Buscamos el paso entre bloques de piedras superpuestas en el rio, para poder pasar a la parte contraria, donde encontraremos enclavadas en la pared unos soportes de varillas de hierro con unas polainas en su base, que nos permitiran adentranos hasta el centro del lago, obteniendo unas vistas espectaculares del entorno, al finalizar retrodeceremos por nuestros pasos, para emprender una senda que transcurre por el canal, hasta llegar a la zona del barranquillo que es la parte baja de la población.


Pulsa en la video-camara para ver el video