Trás coronar la senda entramos en el Plá de les Foietes, donde nos detenernos para inmortalizar el momento, antes de seguir, esta vez por llano.

Siguiendo la senda y guiados por nuestro Presi-Vicent, nos adentramos en campos de cultivos, donde vemos una caseta a lo visto habitada.

Trás haber descansador y visitado la caseta y sus alrededores, continuamos por el medio de los campos de cultivo y sus paredes divisorias bastante trabajadas, continuamos la senda.

La senda no esta señalizada, simplemente está marcada, por mojones que se han ido poniendo, los que han pasado primero, entre otros Vicent, que a lo largo de la senda los va reponiendo.

Como dice Vicent, una vez dejado el Plá de les Foietes, emprenderemos una falsa "Puja" subida.

                         Desde arriba podemos observar el Plá de les Foietes.

A lo lejos se puede divisar el puerto de Valencia y delante nuestro un inmejorable primer plano de la población de Cullera y sus playas.

Continuamos subiendo, buscando el alto desde donde podamos  almorzar y tener mejores vistas, ahora a nuestras espaldas podemos ver la población de Xaraco y Xeresa así como Gandía.

Un primer plano del Plá de les Foietes con vista de fondo de la costa, y la población de Cullera y Tavernes de la Valldigna.

A medida que ganamos altura las vistas, se hacen cada vez mas impactantes para nuestros ojos, es lamentable, que lugares como los que tenemos en nuestra comunidad, no sean realmente apreciados y que la mayoría de personas no los conozcan.

El Presi-Vicent siempre tan atento y cordinador de las rutas, supervisa las marcas de la senda.

Juan Carlos con una expresión de satisfecho, despues de contemplar las magnificas vistas, que se muestras ante el.

     Como dice nuestro presidente Vicent , esto es una explosión para los ojos

                                                  EMILIO                                      TONI 

                JUAN CARLOS               TONI                      MAGNIFICAS VISTAS DE LA COSTA

Con un fuerte viento, buscamos el abrigo de la montaña, para hacer una parada para almorzar, teniendo enfrente unas vistas magnificas.