A las 8:00 emprendemos la salida desde la calle Matadero en Tavernes de la Valldigna, para dirigirnos al final de la calle a la derecha a buscar el puente sobre el Rio Vaca.

Una vez atravesado el puente, encontraremos a la derecha el indicador del Clot de la Font, nosotros por la izquierda, por el camí de l'Ombria que nos conducira paralelo a la cueva de Bolomor.

Una vez a la altura de la Cueva de Bolomor, haremos una parada para hacernos la foto de grupo, frente a la Cueva.

La Cueva de Bolomor es un yacimiento arqueológico situado a 2 km al sureste de Tavernes de la Valldigna, en la Comunidad Valenciana.

En ella se han hallado abundantes restos líticos y óseos, así como fósiles de homínidos. La cavidad es especialmente importante debido al hallazgo de los restos asociados a poblamiento humano más antiguos de la Comunidad Valenciana, datados entre 347.000 y 242.000 a. C., que corresponden al Paleolítico Inferior, así como las primeras evidencias de fuego controlado de la Península Ibérica, en torno al 250.000 a. C.

Dejando atrás la Cueva de Bolomor, remprendemos el Camí de l'Ombría, hasta llegar al cruce de caminos.

En el cruce giramos a la derecha por el Camí Vell de Gandía, dirección a la intersección de la autopista.

Pasada la intersección que nos sale a la izquierda, continuaremos por la derecha hasta llegar al paso subterraneo de la autovía.

Al llegar al tunel pasaremos al otro lado de la carretera, donde estaba Franc de vijía por si venía algún vehiculo por el otro lado.

Emprendemos la subida por la partida del rafol, vistando al fondo la serpeteante subida que nos espera.

Antes de emprender el zig-zag de la senda, aprovecharemos para hacer una parada para alijerarnos de ropa.

Terminando de subir la pista, nos incorporamos a la senda, mostrandose a nuestra derecha Penya Migdia.

Emprendemos la serpeteante senda, con aproximadamente un kilometro de recorrido, hasta llegar al Plá de les foietes.

A medida que vamos subiendo, podemos apreciar el bonito paisaje que se nos queda atrás a nuestras espaldas, con la mar de fondo.

Como se puede ver a mi espalda, la autovía del mediterraneo y al fondo la costa.

La senda esta en perfectas condiciones, aunque predomina la piedra suelta a lo largo de la misma. 

A la mitad de la senda, hacemos una parada para inmortalizar el momento del grupo.

Reanudamos la marcha con María Teresa y Gracía al frente del grupo, como dos buenas montañeras.

   Bonita vista como se puede apreciar, conforme se va subiendo por la senda.

                                   Apurando los últimos tramos de senda

               Terminada la senda, nos detenemos al inicio del Plá de les Foietes.