LA MURTA

 EL MONESTIR DE LA MURTA

El Monasterio de Santa María de la Murta (siglos XIV - XV), es un antiguo cenobio de la orden de los jerónimos situado en el Valle de La Murta, en Alzira 

A lo largo de su historia fue un importante emporio de cultura y espiritualidad y centro de peregrinaje de la realeza, la aristocracia y de influyentes personajes religiosos. Fue adquirido por el Ayuntamiento de la ciudad en 1989, y, desde 1995, se encuentra en fase de recuperación y restauración tanto el convento-fortaleza como su entorno y reserva natural protejida.

ORIGENES

En 568, bajo el reinado de Leovigildo, San Donato y sus eremitas huidos de Àfrica fundaron en el valle, llamado entonces valle de Miralles, un monasterio servetano. La invasión árabe en 711  lo dejó asolado y los eremitas se dispersaron, muriendo el fundador y siendo enterrado en el monasterio.

No obstante sus orígenes están documentados en el manuscrito de 1773 del Padre J.B. Morera, estudioso del archivo del monasterio, a partir del siglo XIV, cuando el caballero alcireño Arnau de Serra, señor de las tierras de La Murta, previa autorización del rey Pedro el Ceremonioso, las donó a un grupo de ermitaños establecidos en el valle con la condición de fundar una comunidad religiosa, que viviese bajo la regla de San Jerónimi, Tras profesar en Jávea como monjes de esta orden, el papa Gregorio XI les concedió la bula para fundar un monasterio en 1376.

CONSTRUCCIÓN Y PERIODO DE ESPLENDOR

El nuevo cenobio nació bajo la protección del importante monasterio de San Jerónimo de Cotalba, cuyo prior, Fray Domingo Lloret, y un grupo de monjes fueron enviados a Alzira en 1401. Ese mismo año, el día 11 de febrero, se iniciaron las obras de construcción según la norma benedictina, realzando el edificio destinado a iglesia y situando el resto de edificios en torno al claustro. En esta primera etapa, en el año 1410, el monasterio recibió la visita de San Vicente Ferrer. La construcción de la iglesia se estima a mediados del siglo XV, momento en el que comenzaron a sucederse las donaciones

El magnífico desarrollo arquitectónico del monasterio se debió a las importantes donaciones procedentes de ilustres familias y personalidades, entre las que destacaron dos de las más importantes familias valencianas: los Vich y los Villaragut, a la que perteneció el prior Juan Bautista Villaragut. Otras donaciones fueron efectuadas por la familia de los vizcondes de Gallano, la sobrina del tesorero de los Reyes catolicos, Leonor de Heredia, el cardenal Cisneros, arzobispo de Toledo y confesor de la reina Isabel la Católica o la aristócrata Beatriz de Proxita y de Cronell, entre otros

PONT DE FELIP II

Puente de acceso y entrada al Monasterio.Su construcción es de la misma época que él, aunque ha sufrido varias reconstrucciones, la más amplia en el siglo XVII. Debe el nombre al monarca español FelipeII (1527-1598), el cual aprovechando viaje por estas tierras se acercó para visitarlo junto con sus hijos el 19 de febrero de 1586.

  Habrá que recordar que el monarca mantuvo una gran relación con la orden de los Jerónimos y también habrá que recordar que fue sepultado en el monasterio del Escorial, de la misma orden religiosa, que él mismo mandó construir.

RUINAS DEL MONASTERIO

                                       EN PROCESO DE RESTAURACIÓN

NUESTRA SEÑORA DE LA MURTA

Romería de Nuestra Señora de La Murta - ALZIRA (Valencia)

 

 

La romería al valle de la Murta en Alzira se celebra el primer domingo de junio. En este Valle se encuentran los restos del monasterio jerónimo de Nuestra Señora de la Murta, que data de 1410. Junto a las ruinas se hace la romería, a 7 km de Alzira.

Una vez la romería alcanza las ruinas del monasterio, con la Virgen en un carro tirado por un pony, comienzan los actos religiosos. El entorno no puede ser más bonito. Se halla situado el valle a los pies de los picachos del Cavall Bernat, de la Creu del Cardenal y de les Orelles del Ase. A la salida se reparten cañas romeras con el escapulario de la Virgen. Por el camino se realizan bailes y hay almuezo. La Virgen es entronizada en el altar, junto a las ruinas, donde se realiza la ofrenda floral y la eucaristía. A continuación, cantos, danzas y paella romera. La imagen regresa por la tarde a Santa Catalina.

La imagen de Nuestra Señora se venera en la Iglesia Arciprestal de Santa Catalina de Alzira.

LES BASES del Monasterio de la Murta

 

El descubrimiento de la fuente de la Murta fue, exactamente el 15 de octubre de 1582. este hecho fue ocasionado por faltar agua a los monjes allá dónde siempre la recogían. un joven Zahorí buscó donde podía haber agua en el subsuelo y sólo encontró un lugar y que si ya no les llegaba el agua era por que las raices taponaban su salida. Cavaron done él les dijo y encontraron el nacimiento del agua: LA FUENTE DE LA MURTA

 

 

 

 

El acueducto, que transporta el agua desde la fuente hasta las balsas del monasterio, está formado por ocho arcos consecutivos que salvan los desniveles del terreno, llegando en algunos puntos hasta los tres metros de altura y en estos puntos donde la erosión y la presión del agua provocan el desgaste y rotura de la conducción.

Por eso esta obra hidráulica ha sido numerosas veces reparadas. Durante los años 1771-1773 el canalse hizo de piedra del nacimiento hasta la ermita de Santa Marta. A finales del siglo XIX, con la expoliación que sufrió el Monasterio las piezas de sillares fueron sustituidas por tejas. la última reparación la hizo el Ayuntamiento de Alzira en los años 90. Se limpió el espacio de la maleza y se desenterro el canal y las tejas rotas fueron sustituidas de forma que el agua volvió a correr y llenar las balsas.