BARRANCO DE CARCALIN (BUÑOL)


Seguimos por la cornisa derecha del río desde donde ya podemos ver el barranco de Carcalín, poco después llegamos al camino de Carcalín, lo dejamos a la derecha para bajar a las cuevas de arena y convirtiendose aquí de nuevo en senda.

Pasaremos entre la vía férrea y la roca cortada para abrir paso al tren, aquí hay una interesante protección con raíles de tren, para evitar posibles desprendimientos a la vía férrea.


Trás pasar enfrente del puente de hierro llegaremos al fondo del barranco y la Cueva Grande, abrigo hasta hace poco de pastores.

Al abrigo de la Cueva grande, nos detendremos para almorzar, antes de seguir por el barranco de Carcalín

Siguiendo el barranco y pegado a las gigantes y cortada rocas, zona donde anidan multitud de pequeñas aves.

Continuamos por el barranco arriba sin posibilidad de perdida, hasta llegar a la presa de laminación para la contención de aguas en caso de avenidas estacionales, la cual accederemos por unas escaleras situadas a la parte izquierda pegadas al muro.

Una vez arriba de la presa el sendero continua por la parte parte izquierda del barranco y no es necesario ir por el centro, se continua por el rio arriba, hasta llegar a un camino a la izquierda, que nos llevara a una subida hasta las vias del tren


Nos detendremos ante de cruzar la vía para hacernos alguna foto y emprender una senda que nos sale al frente con una subida bastante pronunciada.


Emprendemos el ascenso por la Cañadalarga; primero por una antigua senda de transhumancia y luego por una larga red de caminos.

Siguiendo la red de caminos, llegaremos hasta conectar con la pista asfaltada de Cañadalarga.


Ahora ya en esta pista solo nos queda descender hasta conectar con la carretera de Yátova/Buñol, llendo por ella dirección a Buñol.