LA FABA - LAGUNA DE CASTILLA

ENTRAMOS EN GALICIA
ENTRAMOS EN GALICIA

Después de intercambiarnos cada uno su mochila, continuamos el camino y a pocos metros nos encontramos la aldea de La Faba, donde antes de entrar me encuentro con Olivieri, un peregrino francés afincado en Barcelona, pasamos la noche en el albergue de Vega de Valcarcel, seguimos y nada mas al entrar en la aldea, nos encontramos con un vecino Alemán que se dedicaba a vender en la puerta de su casa bisutería y artículos decorativos, el cual nos invitó a una taza de té, que aceptamos de buen agrado, acontinuación me pregunto por el peso de la mochila, le comente dieciseis kilos, no estando muy convencido, saco una romana o peso de gancho, para poder pesarla, efectivamente pesaba dieciseis doscientos. Convencido decidimos continuar hasta Laguna de Castilla, una aldea con un albergue privado de 15 plazas, pasamos sin detenernos, hasta llegar al termino de Lugo y principio de la provincia de Galicia.

CRUZ DEL PELEGRINO
CRUZ DEL PELEGRINO

 

 

Nada más terminar la senda, salimos a la carretera de O Cebreiro, donde nos encontraremos dandonos la bienvenida a la izquierda la cruz del pelegrino y a la derecha, se encuentra una explanada con un estupendo mirador, desde el cual se puede divisar un paisaje a nuestros pies fabuloso de los valles de Galicia. A pesar de lo cansado que estamos del ascenso y la altitud de la montaña, una sensacion agradable me recorre el cuerpo, por sentir con mi esfuezo hasta donde soy capaz de llegar, para sentir esa sensación hay que vivirla y pasarla. Una vez saboreado aquellas vistas a ojo de pajaro, damos media vuelta dirigiendonos a O Cebreiro.

O Cebreiro es el primer nucleo de población que encontramos, es una pequeña aldea que conserva un templo que perteneció al más antiguo de los monasterios del Camino de Santiago, fundado en el siglo IX, supuestamente en el año 836, para atender en su hospital a los primeros peregrinos franceses que llegaban a Compostela.

  El primitivo hospital del que cuidaban los monjes cluniacenses de Aurillac está hoy convertido en una acogedora hospedería. Lo que dio fama a este lugar en toda Europa fue el Milagro Eucarítico, sucedio a mediados del siglo XVI y que relatado brevemente fue así.

Un día de mucha nieve y tormenta, un campesino del pueblo de Barxamayor sube con gran sacrificio y peligro hasta la cumbre para oír la Santa Misa. Un monje lleva acabo la celebración pero lo hace con escasa fe y además despreciando el sacrificio del campesino. En el instante de la consagración el pan y el vino se convierten en carne y sangre visibles. Los peregrinos divulgaron este milagro por toda Europa. Se conserva el Caliz del Milagro, joya románica del siglo XII.

Aquí dos gaditanos Jose y Sebastian el vivo ejemplo de lo que es amistad y compañerismo en el Camino de Santiago. 

Las pallozas son viviendas perromanas con techo de paja, algunas de las cuales se han podido recuperar en O Cebreiro, donde cuatro pertenecen al patrimonio artístico, y una de está dedicada a museo etnográfico. Las viviendas se presentas sobrias y humildes. Plantas circulares, de muros recios y poco aventanados, permitían resistir los rigores climáticos, las gélidas ventiscas y las bajas temperaturas invernales.

 

 

Me dispongo a salir de O Cebreiro dirección a Liñares, por la parte izquierda de la carretera y junto a la cruz roja, salimos de la aldea. Liñares esta en el camino y dispone de tienda, bar y habitaciones, pararemos para refrescar y coger fuerzas antes de subir al Alto de San Roque.

ALTO DE SAN ROQUE - MONUMENTO AL PEREGRINO
ALTO DE SAN ROQUE - MONUMENTO AL PEREGRINO

El Alto de San Roque, situado a 1.264 m de altitud, es un lugar de descanso despues de la dura subida. desviandose unos trescientos metrosmpor un camino a la izquierda, se llega a un mirador natural sobre el valle de veiga vde Forgas. Estamos sobre la sierra do Rañadoiro, que divide las vertientes cantábrica y atlántica. el monumento del peregrino, una gran estatua de bronce modelado por Acuña, muestra la fuerza del viento que azota las cumbres de esta tierra, donde las colinas dominan el horizonte.

Desde el Alto de San Roque  me dirijo por la senda que se encuentra enfrete, a la parte derecha de la carretera a Hospital de la Condesa, donde hare un descanso para tomarme una cervecita bien fría que con la calor que esta hciendo apetece, nada mas entra a la derecha se puede ver el albergue, y siguiendo por el camino nos encontraremos dos bares, en el primero donde sirven tambien comidas pare a refrescar. El topónimo es en recuerdo de la Condesa Egilo que fundóaquí un Hospital en el siglo IX. La iglesia nos recuerda la que acabamos de dejar en el Cebreiro.

Trás abandonar Hopital de la Condesa y bordear Padomelo nos dirigimos al Alto del Poio a 1335 metros de altitud, allí fue donde se levantó la Iglesia de Santa María, constituye unos de los pasos más alto del Camino francés.El ascenso al Alto do Poio es corto pero algo duro y mas si vienes como yo con los pies llenos de ampollas, me mos mal que se trata del ultimo gran paso de la Ruta. A partir de aquí los descensos nos acompañarán durante el Camino. 

Lo primero que nos encontramos después de subir una dura rampa es el Bar el Puerto. La propietaria es la señora Remedios que ofrece comida y camas para 18 peregrinos. Que decir de la señora Remedios, yo ya la conoci en el 1999, cuando hice la anterior ruta, y sigue igual de hospitalaria.

Tal fue el caso de la señora Remedios, que me ofreció un plato de caldo gallego que tenia para ellos particularmente para comer, me sente a la mesa y después decidi quedarme a pasar la noche en el albergue, que tiene al lado del bar, ademas me encontre allí con mis amigos Jesus y María.

ALBERGUE DEL ALTO DO POIO
ALBERGUE DEL ALTO DO POIO

En la cama que se ve al lado de la puerta, fue la que soporto mi cansancio de todo el camino.

Por l mañana al levantantarnos a las 6 de la mañana, entre que era de noche y la niebla que había no se podía diferenciar un rostro a un metro de distancia. A sí que el hijo de la señora Remedios ya tenía abierto el bar para que pudieramos, echarle algo calentito al cuerpo, los cafes con leche son riquisimos.

Una vez calentado el cuerpo, me dispuse a reemprender el camino hacía Fonfría, bien equipado, por que la niebla iba acompañada de un agua muy fina que calaba en el interior, ya de bajada y detras de unos peregrinos japoneses, nos fuimos adentrando mas y mas en la espesa niebla.

ALTO DO POIO
ALTO DO POIO


Escribir comentario

Comentarios: 0